Consejos para cuidar tu espalda en la oficina

El pasar muchas horas sentado es uno de los factores que más riesgo producen para la postura de nuestra espalda, por lo tanto es fundamental saber como sentarse bien para no perjudicarnos. Aquí te damos algunos consejos:

Encuentra una silla que te permita colocar completamente la espalda de forma recta, que queden las piernas con un ángulo de 90º grados y que no queden colgando del asiento. También muy importante que tenga recargaderas laterales para colocar los brazos en los soportes evitando la tensión en los hombros.

No te sientes nunca al borde de la silla, esto hará que tus vértebras sufran problemas.

Coloca el ordenador a la altura de los ojos para evitar movimientos ascendentes o descendentes y deja el teclado de una forma en que tus brazos tengan un ángulo de 90º.

Al menos cada dos horas, estírate. LLeva ambos brazos sobre tu cabeza, estíralos y endereza la espalda. Haz pequeños movimientos circulares con el cuello, lentamente al igual que con los hombros.

Si te es posible intenta levantarte cada hora y caminar un poco por la oficina.

Cuando salgas de la oficina haz deporte. El ejercicio físico puede ser muy beneficioso para la salud de nuestra espalda, sobre todo si tenemos un trabajo que nos obliga a estar mucho tiempo en una misma posción.

 

 

Carrito de compra
Scroll al inicio
×